Michoacán Popular

Desde Brasil Surgen Pruebas Sobre Sobornos A Autoridades De Michoacán

Publicado Por Mz Noticias

Luego de que en días pasados la organización civil Mexicanos contra la Corrupción evidenciará mediante un reportaje de Raúl Olmos presuntas redes de corrupción de la empresa brasileña Obdebrecht en Michoacán, respecto de la construcción de la presa “Francisco J. Múgica” realizada durante los mandatos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy, ahora han emergido documentos que indican que hubo sobornos para la ejecución de dicha obra.

Ello a partir de la presentación ante la justicia brasileña de dos personajes clave del departamento de sobornos de Odebrecht reportaron transferencias realizadas en 2010 por 383 mil dólares para el proyecto hidro-agrícola desarrollado en Michoacán.

Estos personajes identificados como Angela Ferreira Palmeira y Fernando Migliaccio Da Silva,  triangularon esos fondos con empresa offshore anclada en isla del Caribe.

Se trata además de la primera vez que se presentan en México documentos de la corrupción del caso Lava Jato.

La División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamentos de sobornos de Odebrecht) reportó en febrero de 2010 dos transferencias por un total de 383 mil dólares para una obra en México identificada como “PH Michoacán”, que es la clave con la que se identificaba el Proyecto Hidroeléctrico de la presa construida en Tierra Caliente, ello en base con el expediente oficial obtenido por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

En un correo electrónico interceptado por la Fiscalía de Brasil, se identificó la referencia de los presuntos pagos ilegales para la obra en Michoacán, lo cual forma parte del conjunto de documentos que a partir de junio será entregado a la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

Fechado el 19 de febrero de 2010, el correo interceptado fue dirigido a “Waterloo”, que era el pseudónimo que utilizaba Fernando Migliaccio Da Silva, uno de los operadores de las empresas offshore de Odebrecht en Panamá, utilizadas para ocultar los sobornos a políticos.

Gráficos: Mexicanos contra la Corrupción

El correo del remitente además firma como “Tumaine” desde el correo tumaine@drousys.com, que es la identidad secreta de Angela Ferreira Palmeira, identificada por los investigadores brasileños como la contadora de la División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamento de sobornos), y era la encargada de hacer los pagos ilegales en Odebrecht.

El mensaje muestra como “Tumaine” le envía a “Waterloo” un documento anexo con la programación financiera actualizada hasta el 19 de febrero de 2010. El anexo refiere dos transferencias realizadas para una obra de Odebrecht en México identificada como “PH Michoacán”.

Un primer pago se efectuó entre el 1 y el 5 de febrero, por 223 mil dólares. Posteriormente, entre el 8 y el 12 del mismo mes, se programó el pago de 160 mil dólares según los papeles consultados por MCCI, en los cuales no se precisa a favor de quién se hicieron las transferencias.

Los documentos que analiza la fiscalía brasileña en los que se hace la referencia de presuntos sobornos en Michoacán, incluye documentos con detalles de transferencias bancarias realizadas a través de la empresa offshore Klienfeld Services Limited, cuya base de operaciones se encuentra en Antigua y Barbuda, en el Caribe.

Un contrato por 394 millones 250 mil dólares obtuvo Odebrecht del BNDES para el proyecto hidroeléctrico de Michoacán.

Klienfeld además fue utilizada por Odebrecht para encubrir sobornos, lavado de dinero o pagos de campañas en distintos países, como Argentina, Panamá, Ecuador, Perú y Venezuela, según ha pódido probar la justicia de aquel país sudamericano.

Fernando Migliaccio “Waterloo”, el personaje que recibió de “Tumaine” un informe de dos transferencias realizadas en 2010 para una obra hidráulica en Michoacán, era uno de los operadores de las cuentas de Klienfeld.

Su labor en Odebrecht consistió gestionar los pagos de sobornos a políticos. En su confesión ante las autoridades de Brasil, rendida en marzo de 2017, confesó que la empresa había pagado campañas electorales en El Salvador, Venezuela, Angola, República Dominicana, Brasil y Panamá. Además,  Migliaccio colaboraba para la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht y fue detenido en Suiza en febrero de 2016, cuando intentaba transferir activos ilegales.

Hilberto Mascarenhas, su jefe directo en esa división, denunció ante el Ministerio Público de Brasil que recibió una petición para un pago ilícito a favor de Emilio Lozoya, en aquel entonces director de PEMEX, a cambio de “beneficios indebidos obtenidos por Odebrecht”, en noviembre de 2014.

Mientras que por su parte el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló, en diciembre de 2016, que ejecutivos de Odebrecht habían confesado que entre 2010 y 2014 la constructora brasileña había pagado 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos.

No obstante en el rastreo de documentos realizado por MCCI no se pudo determinar si las transferencias realizadas a Michoacán corresponden a estos sobornos o son una cantidad adicional. Pero, el presunto soborno de 383 mil dólares no es la única irregularidad que sobre México aparece en el expediente conseguido por MCCI.

La construcción de la presa en Michoacán se recurrió además a una empresa de consultoría ligada a Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil entre 2006 y 2014, durante las presidencias de Lula da Silva y Dilma Rousseff,  según detectó la Fiscalía que investiga el escándalo de corrupción de Odebrecth.

En dicho contrato, DM Desarrollo de Negocios Internacionales Ltd. acordó con Odebrecht cobrar una comisión de 0.5 por ciento sobre un financiamiento de 377 millones 250 mil dólares para la construcción de la presa. El porcentaje de ‘moche’ equivale a 1.9 millones de dólares.

Marcelo Odebrecht relató , en su confesión ante las autoridades brasileñas, que en enero de 2011 el jefe de gabinete de Guido Mantega le solicitó la contratación de la empresa DM para prestar servicios de consultoría, y reconoció en su testimonio que aceptó contratar y pagar remuneraciones desproporcionadas a DM, para mantener buenas relaciones en el ámbito del Ministerio de Hacienda y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El 18 de junio de 2010  se firmó el contrato entre Odebrecht y DM para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán, en Sao Paulo, Brasil. Los supuestos servicios que iba a ofrecer la empresa consultora eran: el desarrollo de infraestructura de un sistema de irrigación y generación de energía eléctrica y la gestión ante el BNDES del financiamiento necesario para ejecutar la obra.

Junto con ello los delatores de Odebrecht han confesado en Brasil que también recurrieron a sobornos para tener acceso a documentos confidenciales e influir en las decisiones del BNDES, entre ellas el otorgamiento de créditos en condiciones preferenciales.

El BNDES de Brasil asignó finalmente a Odebrecht un crédito por 394 millones 250 mil dólares para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán, equivalente a 4 mil 500 millones de pesos al tipo de cambio de 2011, pese a que el costo total de la obra fue de 2 mil 915 millones, según los documentos de Mexicanos contra la Corrupción.

Sobre el Autor

Mz Noticias

Cualquier duda o aclaración, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Escribe un Comentario